A+ A A-

Siglo XIV

El Consejo General de Alborge vendió a Don Agustín de Villanueva unas casas, granero y corral que entonces confrontaban con Enrique Mozotín y camino que va a la barca y dos vías públicas, todo por el precio de veinte mil sueldos; testificado por el Notario Real Bartolomé Gonzalvo habitante de Velilla de Ebro.
El Monasterio y los de Alborge nombraron en arbitrios a Don Juan Maco, arcediano de Zaragoza y a Don Jerónimo Pérez, los que sentenciaron y condenaron a los de Alborge a que pagaran al Monasterio del trigo, cebada, avena, panizo y mijo de la huerta el sesano; y del monte setano.
De los olivos el sesano en especie, de la hoja de las moreras, el sesano con hoja, si no se concertaban cada vecino de por sí, en seda, o dinero.
El Monasterio dio a los de Alborge como terratenientes perpetuos la graja de Romana, con cargo de pagar el Monasterio el setano de todos los granos.

Más en esta categoría: « Siglo XVII Siglo XIII »